Las tiendas de video, ahora sí, un recuerdo del pasado

Con el cierre de las 300 tiendas de Blockbuster en Estados Unidos, se acaba una era simbolizada por el video análogo y se da el paso definitivo al reinado del contenido en línea que ofrecen sitios como Netflix o Hulu.

Las tiendas de video, ahora sí, un recuerdo del pasado

En 1997, Reed Hastings se dio cuenta que por no devolver a tiempo el DVD de ‘Apolo 13’ que había rentado días atrás en la tienda de videos Blockbuster debía la cifra de US$40. Le parecía demasiado y se rehusaba a pagar tal cantidad de dinero.

Entonces decidió fundar una empresa que no les cobrara multas a sus usuarios por demorarse en la devolución de sus películas, sino una tarifa mensual por un número ilimitado de alquileres.

Así nació Netflix. Así comenzó el fin de Blockbuster.

Pero Hastings decidió que además de revolucionar ese mercado con los envíos del correo -eliminando el costo de las tiendas- podía ofrecer los contenidos vía digital.

Y abrió las puertas virtuales de un negocio que hoy es conocido como transmisión en internet, o streaming. Por eso el trono que alguna vez tuvo Blockbuster está repartido entre varias marcas tales como Netflix, Hulu y en los últimos años, Amazon, que facturan al año unos US$ 3.500 millones y tiene al menos 70 millones de usuarios (que se dividen en visitantes únicos y suscriptores) en una tendencia que se mantiene en alza.

Esto ha presionado a que las grandes cadenas hayan mudado parte de su contenido hacia sus portales en internet y que empresas como Sony Pictures hayan anunciado su sociedad con Netflix para la producción de un show que será distribuido solo por internet.

El fenómeno de Netflix

La empresa del sobre rojo cambió el negocio cuando decidió cobrar una tarifa fija y eliminó el concepto del local físico: enviaba a sus usuarios las películas que deseaban, una a la vez, por correo y les ofrecía por su página de internet películas que podían ver cuando quisieran.

Netflix se fundó en 1997 y comenzó con apenas unos 100.000 títulos, ahora es un gigante que factura US$2.600 millones anuales gracias sobre todo a la audacia en sus estrategias.

Después de fortalecer su contenido en línea con la adquisición de varios títulos de series reconocidas como ‘Mad Men’ y ‘Breaking Bad’, entre otras, Netflix puso todo sobre la mesa cuando anunció en febrero de este año el estreno exclusivo en una plataforma de internet de la serie ‘House of Cards’.

La serie fue protagonizada por el actor ganador de dos premios Oscar, Kevin Spacey, y dirigida por David Fincher, el hombre responsable de películas tan reconocidas como ‘La red social’ y ‘Seven’.

La apuesta le salió perfecta. No solo estuvo en los medios por el beneplácito de la crítica, con las nueve nominaciones a los premios Emmy, sino que los suscriptores crecieron hasta llegar a los 40 millones (según el reporte de octubre) y superar de ese modo a su competidor directo, HBO, que se quedó con 27 millones.

Ahora el empeño de Netflix, que sigue presentado ganancias, es no abandonar el camino y ya puso más contenido propio con series como ‘Orange Is The New Black’ y la continuación de la serie de culto ‘Arrested Development’.

El fin de Blockbuster

Sin embargo, ese crecimiento tuvo este jueves su primera rendición. Dish Network, la compañía dueña de la cadena de alquiler de películas Blockbuster, anunció que cerrará las últimas 300 tiendas de esta marca en Estados Unidos por la implacable competencia frente al video en línea.

Unas 2.800 personas perderán sus empleos a partir de enero de 2014.

En su momento de mayor esplendor Blockbuster llegó a tener unas 9.000 tiendas en todos Estados Unidos sin contar sus filiales en otros países.

En 2011, cuando Dish Network la adquirió, existían todavía 1.700 tiendas. Pero los cambios fueron imparables. Ahora solo quedan 300 de ellas bajo el control de Dish y otras 50 que pertenecen a terceros.

‘Esta no ha sido una decisión fácil, pero es claro que la demanda nos está llevando a una distribución digital del entretenimiento en video’, dijo en un comunicado Joseph Clayton, presidente de Dish Network.

Y añadió que ‘más allá del cierre físico de Blockbuster, sabemos del valor de la marca y esperamos que nos ayude a expandir nuestras ofertas digitales’.

Contenidos acordes

Así las cosas, uno de los cambios que se han notado en los últimos meses es cómo las empresas como Netflix y Hulu le están quitando espectadores a la televisión tradicional.

Según el último reporte de Nielsen en Estados Unidos, las personas entre los 18 y 49 años (el público objetivo de todas las cadenas grandes de televisión) ven entre 45 y 60 minutos menos de televisión con respecto al año pasado.

En América Latina los encargados de los contenidos ya van entendiendo el mensaje y saben que la única forma de sobrevivir es creando formatos acordes con los medios digitales.

‘En las últimas elecciones le dimos a elegir al usuario entre cinco señales distintas. No era lo que decidíamos nosotros, como pasa en la televisión mainstream, sino que ahora eran ellos quienes podían escoger qué candidatos querían escuchar’, le explicó a BBC Mundo Marcos Foglia, director de contenidos digitales del canal de televisión argentino Artear, que pertenece al grupo Clarín.

En el último año las personas que utilizaron www.tn.com.ar, la página oficial del noticiero TN que coordina Foglia, creció un 80% con respecto al año anterior y aunque todavía la televisión analógica sigue acaparando la publicidad, la migración se comienza a notar.

‘Estamos en el tiempo en el que cambiamos dólares analógicos por centavos digitales. Pero si las empresas de medios no hacen un cambio urgente en este campo van a desaparecer. El cambio hay hacerlo ahora y rápido’, anotó Foglia.

174 thoughts on “Las tiendas de video, ahora sí, un recuerdo del pasado”

  1. Pingback: cialis 5mg
  2. Pingback: buy viagra 25mg
  3. Pingback: cialis 2.5 mg
  4. Pingback: buy cialis 40mg
  5. Pingback: uk online casino
  6. Pingback: 100 viagra pills
  7. Pingback: cialis results
  8. Pingback: viagra buy dubai
  9. Pingback: viagra europe
  10. Pingback: meloxicam mobic mg
  11. Pingback: stromectol nz
  12. Pingback: discount tadalafil
  13. Pingback: ivermectin dosage
  14. Pingback: dexis ivermectin
  15. Pingback: flccc ivermectin
  16. Pingback: flccc ivermectin
  17. Pingback: ivermectin 2mg
  18. Pingback: ivermectin iv
  19. Pingback: ivermectin 200
  20. Pingback: flccc ivermectin
  21. Pingback: order viagra uk
  22. Pingback: stromectol price
  23. Pingback: ivermectin 2mg
  24. Pingback: cheap viagra us
  25. Pingback: stromectol otc
  26. Pingback: buy cialis
  27. Pingback: cialis 20mg online
  28. Pingback: cialis india
  29. Pingback: tadalafil tablet
  30. Pingback: 2combustible
  31. Pingback: cialis at walmart
  32. Pingback: ivermectina price
  33. Pingback: teva sildenafil
  34. Pingback: cialis pills
  35. Pingback: theborgata
  36. Pingback: cheap cialis india
  37. Pingback: cipro antibiotic
  38. Pingback: cialis tablets
  39. Pingback: clindamycin hcl
  40. Pingback: zithromax coverage
  41. Pingback: ivermectin gold
  42. Pingback: ivermectin 5
  43. Pingback: flagyl dressing
  44. Pingback: ivermectin 1
  45. Pingback: erythromycin b
  46. Pingback: generic cialis
  47. Pingback: augmentin duration
  48. Pingback: cheap zithromax
  49. Pingback: lasix mastercard
  50. Pingback: lasix 40 mg cost
  51. Pingback: stromectol sale
  52. Pingback: ivermectin 1
  53. Pingback: ivermectin 0.5
  54. Pingback: ivermectin 18mg
  55. Pingback: ivermectin 6mg
  56. Pingback: ivermectin ken
  57. Pingback: ivermectin studies
  58. Pingback: ivermectin history
  59. Pingback: ivermectin can
  60. Pingback: stromectol order
  61. Pingback: ivermectin 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *